CAMINO DE SANTIAGO

En unos días, concretamente el 02/06/18, tomaré rumbo, junto a unos amigos, hacia Saint Jean Pied de Port / San Juan Pie de Puerto, para iniciar el Camino de Santiago desde esta localidad gala, por el Camino Francés, seguramente el más conocido y mas representativo de todos los existentes.

Este ha sido el objetivo que me propuse en el 2017, después de haber pasado mas de una década desde el primer intento, y que por causas que no vienen al caso, tuve que abandonar.

En este Blog, que tengo un poco descuidado, intentaré compartir una pequeña crónica de cada etapa, siempre condicionado por el acceso a internet y dependiendo de lo “machacao” que acabe en cada jornada.

La idea es estar un  poco en contacto con todos los que de alguna forma me animáis en este proyecto y de alguna manera plasmar aquellos pequeños o grandes  detalles que surjan en el camino y que quizás en algún momento os puedan servir de ayuda.

Por fin tengo un rato para contaros algunas cosas, mi idea inicial era relatar el día a día pero no ha sido posible, primero porque hemos llegado bastante tarde al destino de cada día y segundo por no disponer de ordenador para ello.

Estoy escribiendo desde la población de Sahagún, provincia de León, concretamente en el alojamiento Domus Viatoris, (La casa del Viajero), gracias a la amabilidad de Sabina, la persona encargada de la recepción de esta casa de viajeros, que me ha proporcionado el equipo, gracias Sabina.

Hoy hemos iniciado el camino desde la población de Frómista, con un escasa lluvia y un cielo amenazante de tormenta, motivo por el que hemos aligerado el paso, llegando antes de lo previsto, lo cual me facilita poder contaros algo.

El resumen de etapas lo haré en otra ocasión, ahora mismo no tengo ni los datos a mano ni tiempo suficiente, solo os dejo unas primeras impresiones de este excepcional viaje.

Estamos mas o menos en el ecuador del camino y aunque queda otra mitad, creo que me da suficiente materia para ir forjando alguna idea.

Verdaderamente he cambiado de opinión respecto a la  que tenía inicialmente sobre esta variante del Camino de Santiago, un viaje clase turista, “El Camino Francés”. No es así en general, es un viaje que hay que currárselo y la mayoría de la gente que se ve por aquí, no son ni grandes deportistas ni personas con una gran preparación física para ello. El reconocimiento principal es para los peregrinos de a pié, de distintas nacionalidades con sus mochilas cargadas a la espalda, en la mayoría de ocasiones solos, abstraídos en sus pensamientos, por sendas con desniveles bestiales, personas de avanzada edad, algunos conducidos por algún acompañante, familiar o amigo.

Hace dos días conocimos a JONA; acompañado de Lau, su mujer y de su perro “Bingo”, hace el Camino corriendo desde Roncesvalles a Santiago por una buena causa “Mis pasos son recuerdos“, en favor del Alzheimer, con todo, son ellos los que nos invitan a una cerveza y nos cuentan un poco su aventura, nos hemos colgado una chapa, de su causa, en las mochilas.

Son pocos los viajeros que lo hacemos en bicicleta, en comparación con los peregrinos de a pié, insignificante.

Las primeras etapas, desde St. Jean hasta Logroño, muy duras, a partir de ahi y hasta donde nos encontramos se suavizan bastante, aunque este tramo desde Burgos y especialmente en verano debe ser terrible para los peregrinos de a pié, rectas interminables y campos de cereal que se pierden en la lejanía.

En fin, mañana día 9, nos reunimos con nuestros amigos, Juan Carlos. Agustí y Juan, que nos acompañaran hasta Santiago, ya tenemos ganas de que lleguen, tenemos muchas cosas para contar.

Seguir leyendo….